¿Y tú de dónde vienes?

Todos conocemos de las pruebas de ADN, de hecho, han ayudado a resolver numerosos crímenes. También reconocemos su importancia en aquellos casos en los que es necesario el reconocer a los progenitores biológicos de una persona. Sin embargo, es también posible retrotraerse aún más allá en el tiempo estudiando el genoma de un individuo.
Por ejemplo, imaginemos que aparece un alelo en una población de la Península escandinava que provoca que su portador presente unos ojos azules. Sigamos imaginando que esto resulta atractivo al sexo opuesto y este indviduo tiene una amplia descendencia. Poco a poco este alelo será bastante común en su población.

Si se diera el caso que esta población emigrara y mezclara su material genético con otras poblaciones, la frecuencia del alelo aparecería formando un gradiente, siendo más común en las zonas cercanas a la población original y más extraño en las zonas alejadas de la población original.

Así que, si en un momento futuro, alguien viera a un individuo con ojos azules, se podría deducir que sus ancestros provienen de Escandinavia. Y, efectivamente, así es.

De hecho, observando la variabilidad de este alelo en la población,

Aquí podéis ver como se distribuye el alelo en las poblaciones europeas.
Aquí podéis ver como se distribuye el alelo en las poblaciones europeas.

que el susodicho alelo empezó a viajar a otras poblaciones justo a la vez que los pueblos vikingos hacían incursiones por Europa. Así que si tienes ojos azules probablemente alguno de tus ancestros fue un guerrero vikingo que hacía sacrificios a Odín y Thor.

Y aquí podéis observar la distribución del alelo del grupo sanguíneo B.
Y aquí podéis observar la distribución del alelo del grupo sanguíneo B.

Otro ejemplo bastante curioso es el grupo sanguíneo, en este caso el grupo B es el más común en Asia, y se puede observar un gradiente de concentración de este alelo en la población siendo menos frecuente en Europa occidental. En este caso se ha comprobado que fueron Atila y sus entrañables amigos los que se dedicaron a esparcir el alelo del grupo sanguíneo B en Europa.

Actualmente existen diversos grupos de investigación que se dedican a estudiar los movimientos de las poblaicones y civilizaciones mediante el estudio de nuestro ADN. Es más, existen empresas que por un determinado precio de descubren a qué publos pertenecieron tus antepasados.

En fin, una forma un tanto curiosa de saber de dónde venimos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s