Un sin fin de microorganismos

Solemos pensar en nosotros mismos como en una única entidad individual, sin embargo, son miles las bacterias y hongos que habitan en nuestra piel, tracto digestivo, glándulas… etc.
Se podrá pensar que no pasan de ser un puñado de comensales, es decir, organismos que simplemente sobreviven en nuestro cuerpo sin provocarnos daños, sin embargo, no es así.

Microbioma
Efectivamente, nunca estarás sólo. Siempre tendrás una comunidad de microorganismos amigables en tu cuerpo.

Por ejemplo, son numerosas las bacterias que en nuestro intestino depredan o compiten con microorganismos patógenos como Clostridium botulinum o Salmonella, de ahí la importancia de restablecer la flora intestinal tras una infección gastrointestinal.

Sin embargo, también se han encontrado bacterias asociadas a desordenes metabólicos, que provocan o bien diferentes déficits en diversos nutrientes o moléculas (desde calcio a la absorción de lípidos) hasta una mayor eficiencia de la ingesta. De ahí que algunos científicos indiquen, aunque esto es todavía muy dudoso, que el abuso de antibióticos por parte de occidente es una de las causas de la epidemia de obesidad que vivimos actualmente.

Algunos microorganismos también nos proporcionan nutrientes o nos ayudan a digerir determinadas sustancias. A este respecto, Escherichia coli, una bacteria común en nuestro intestino, secreta etanol entre sus múltiples desechos metabólicos, de ahí que todos tengamos una pequeña cantidad de alcohol en sangre aunque no bebamos. Sé, o creo saber, lo que estáis pensando y, hasta donde yo sé, los alcoholímetros no detectan concentraciones tan pequeñas de alcohol.

Los rumiantes, como estas vacas, son unos laboratorios de microbiología con patas.
Los rumiantes, como estas vacas, son unos laboratorios de microbiología con patas.

En el caso del ganado es también muy interesante, por todos es sabido que estos animales digieren las duras moléculas de fibra vegetales gracias a sus bacterias intestinales, pero menos conocido es que el mayor aporte de nutrientes en las vacas es ¡De la propia biomasa bacteriana que mantienen! Dichas bacterias proveen de numerosos nutrientes que son ingeridos por el ganado. Ya se han descubierto varias enfermedades que se producen en ganado debido a una dieta con bajos niveles en determinadas moléculas, lo cual lleva a un desajuste del ecosistema microbiano del animal que puede llegar a acarrearle la muerte.

Algunos van incluso más lejos y ya piensan en la posibilidad de alterar la composición del microbioma humano. Quizás de esta manera se puedan solucionar numerosos problemas sanitarios sin alentar los miedos de la población a los transgénicos y evitando los problemas de la terapia génica… El futuro dirá.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s