La evolución es ciega

Una idea muy común es el pensar que los seres vivos van dirigiendose hacia algo (ya sea mayor itneligencia, tamaño… etc.), sin embargo, esto no es más que un tópico incorrecto muy extendido gracias a la imagen principal de esta entrada, o, más bien, a su original.
Uno de los motores principales de la evolución son las mutaciones que ocurren en la línea germinal (espermatozoides y óvulos en el caso de numerosos animales) aunque no el único. En la entrada sobre epigenética ya hablamos que el ambiente puede llegar a influir en la expresión genética de nuestra descendencia y, claro está, la recombinación de gametos en animales de reproducción sexual es también un gran motor de variabilidad. Sin embargo todo ello es al

El diseño corporal de los artrópodos no puede superar ciertos límites sin dejar de ser eficaz.
El diseño corporal de los artrópodos no puede superar ciertos límites sin dejar de ser eficaz.

azar. Pueden existir ciertos límites, que devienen tanto por imposibilidades estructurales (el ejemplo clásico es una hormiga gigante, que no podría existir ya que susu patas se derrumbarían bajo su peso, además de que su sistema de respiración, basado en gran medida en procesos de difusión, sería inútil en organismos de gran tamaño) o evolutivas (por ejemplo un dragón de cuatro patas y dos alas no puede existir, o sería muy improbable que surgiera, ya que el antecesor de los vertebrados sólo presentaba cuatro patas), pero no son directrices, sólo límites.

Por ejemplo, se ha visto que numerosos organismos trogloditas (que viven en cuevas con muy poca luz) no presentan ojos. ¿Para qué perder los ojos? ¿Qué ventaja puede tener eso? Se podría achacar a una mayor eficiencia energética, para que gastar energía en un ojo si no lo vas a usar, pero no es realmente un factor determinante. De hecho, algunos de estos organismos, al volver a ser criados en condiciones de mayor iluminación vuelven a presentar ojos con diverso grado de funcionalidad (indicando, por otra parte, a una posible causa epigenética de este fenómeno).

Otro ejemplo de que la evolución es ciega son los alelos que no presentan ninguna ventaja, como el grupo sanguíneo. Al menos a día de hoy no conozco a nadie que exija saber el grupo sanguíneo de su pareja antes de formalizar la relación.

La propia selección puede jugar a veces malas pasadas y dar lugar a comunidades con numerosos individuos mal adaptados como es el caso de determinadas tribus que consideran sagradas a las personas albinas. Puesto que son sagradas estas personas están exentas de determinados trabajos como la caza, lo que permite que pasen más tiempo con las mujeres del poblado cuando no están sus esposos y… ya podéis imaginar el resto. Así en estas tribus que viven en ambientes tropicales hay un numero inusualmente alto de albinos mal adaptados a un ambiente cálido y luminoso.

Demasiados cuernos para sobrevivir, el caso del Megaloceros.
Demasiados cuernos para sobrevivir, el caso del Megaloceros.

Por último, un caso paradigmático, aunque actualmente la comunidad científica no esté tan seguro de él, es el de ciertas especies del género de cérvido Megaloceros, el cuál se cree que que se extinguió debido a que las hembras seleccionaban positiamente a aquellos machos que presentaban una cornamenta más grande, llegando al punto que dihca cornamenta empezó a ser negativa para sobrevivir, ya que provocaba aumentos de peso que lo hacían menos ágil, más visible y propenso a lesiones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s